sábado, 13 de febrero de 2010

MUJER



Sí, idolatro a la Mujer. Lo digo bien alto y claro. Ojo, hablo de MUJERES, de aquellas que se han descubierto a sí mismas, que saben todo lo que SON, lo que sienten, lo que significa VIVIR COMO MUJERES.

Para mí, una Mujer plena es, en realidad, tres en una. No hagáis chistes fáciles con el “Tres en uno”, por favor, jeje; más bien, lo asociaría con una SAGRADA TRINIDAD:

La Niña Interior, consciente de sus Emociones...

La Mujer Exterior, consciente de su Cuerpo...

La Diosa, Invisible, Salvaje, Incontrolable...

Sí, al fin y al cabo la Mujer había sido siempre tratada como SAGRADO, hasta que un Emperador romano y machista decidió denigrarla, en favor de un Dios temible y represor. Antiguamente, se veneraba esa Diosa llena de Luz Divina, Poderosa, Dadora de Vida y Energía.

La Mujer plena es aquella que conoce sus tres facetas, las acepta y las vive con intensidad. Y sólo esa Mujer buscará a su Hombre completo, aquel que no tenga miedo en mostrarse con todo lo que es a la Mujer que mima (como Niña), ama (como Mujer) e idolatra (como Diosa).

La Mujer conecta con su Diosa a través de la liberación de su Niña Interior. No hay cosa más fascinante para un Hombre que ver, sentir y disfrutar de esa Conexión.

Sólo así, la Mujer se torna mucho más Intuitiva, Sensible y Sensitiva… Y a la vez, transmisora de Alegría y Felicidad, Figura Grácil, Sonrisa que contagia… Como Pequeñas Haditas… Como “Campanillas”, jeje.

Como Pícaras Brujitas, de esas que con sus Hechizos, con su Encanto Natural, son capaces de seducir al más osado de los Dioses.

La Verdadera Mujer se hace Mágica, convirtiéndose a la vez en Grácil Hadita, Poderosa Diosa y Seductora Brujita…Todos seres posibles de encontrar en la Sutil Delicadeza de una Caricia de Mujer... Y no es Fantasía, es simplemente el Poder de la Imaginación hecho Piel Suave y Sedosa...

Es Ternura Sublime, la misma que siente un Pajarillo cuando, tras haber intentado volar desde el Nido, cae desprotegido al suelo, y es recogido por una Niña, entre sus manos, dándole Calorcito, dándole de comer, dándole mimitos, besándole suavemente en su cabecita y soplándole su Dulce Aliento desde su boquita hasta dejarle dormidito, seguro, tranquilo y cobijado.



11 comentarios:

Mery dijo...

Hola Rey,,,recien hoy comienzo a comentar de nuevo,,,he de decirte que esto que has publicado es realmente bello, gracias, por la parte que me toca,,, feliz finde, un abrazo.

Néctar dijo...

Hoy se comienzo la evolución irresistible del prestigio de la corte, cuando se corteja entre dulces amatorios la ternura que regalas.

Néctares

el piano huérfano dijo...

Bello y exigente a la vez...es de esas exigencias que me encantan

saludos

consmayoral dijo...

De acuerdo contigo, te deseo un feliz dia, un beso.

LiterataRoja dijo...

He regresado de mis vacaciones. Me estoy haciendo el tiempo para leerlos a todos y pasar a saludar!
Qué bueno es volver!
Un beso! Y feliz San Valentín!
Literata

anna dijo...

Contigo y tus reflexiones estoy, pienso lo mismo !!

Gran entrada.

Besos

David dijo...

muy bonito y coincido en la plenitud que encierra cada mujer.
Un abrazo.

merce dijo...

Plenitud sagrada...
en sabias palabras de un hombre.


Un abrazo Noelpleveyo

MA dijo...

Hola amigo excelente post te felicito por esta entrada tan hermosa y divina, me he quedado rendida a intelecto , y tu sensivilidad .

Un aplauso con cariños de amistad de MA .
Volveré a tu blog a lerte .

silvya dijo...

Amigo. heee nunca conocí a un hombre conocer "tanto" a La mujer, gracias, y valorarla cuánta sensibilidad!!! brindo con un café.

Juan José dijo...

original blog muy bien realizado... muy pleno e interesante