martes, 11 de agosto de 2009

EL PACIENTE DE LA 376 ... ¡MUCHO ARTE!!!

HECHO REAL (Ring, ring, ring)


- Hospital Xeral de Lugo bos días.
- Si, Buenos días, quisiera hablar con alguien que me de información sobre un paciente que está internado.
- ¿De qué paciente se trata?
- Se llama Antonio Comesaña Otero y está en la habitación 376.
- Un momento, le paso a enfermería.
- Buenos días, habla la enfermera Luisa Casal, ¿en qué puedo ayudarle?
- Quisiera saber las condiciones clínicas del paciente Antonio Comesaña Otero de la habitación 376, por favor.
- Un minuto que voy a localizar al médico de guardia.
- Buenos días, habla el doctor Quirós, ¿en qué puedo ayudarlo?
- Verá doctor, quisiera que me informasen sobre el estado de salud de Antonio Comesaña Otero de la habitación 376.
- A ver, un minuto que consulto la ficha del paciente.
- Bueno, gracias
- Aquí está. Veamos, hoy se alimentó bien, la presión y el pulso se mantienen estables y está respondiendo bien a la medicación por lo que mañana le retiraremos el monitor cardíaco, si continua en esta línea le daremos el alta en dos o tres días.
- ¡Muchas gracias doctor, no sabe usted la buena noticia que acaba de darme! ¡Joder que alegría!
- Me alegro hombre, ¿quién es? ¿Su padre?>
- No, no, que va, yo soy Antonio Comesaña Otero y estoy llamando desde la habitación 376, lo que pasa es que aquí todo el mundo entra y sale del cuarto cuando le sale de la polla, parece que hablan entre ustedes en chino y a mí ni Dios me dice un carallo.



http://artejerez.blogspot.com/


Vive y deja vivir... la vida es preciosa...


9 comentarios:

vuelo de hada... dijo...

jaja estuvo buenísimo y la verdad y si sabes que me viene pensar también en que nos ocupamos tanto y estamos metidos en nuestro mundo, que se nos olvida que en el también habitan familiares, amigos en fin y consumidos por la rutina también a ratos ni nos acordamos de nosotros mismos uff
Un saludito.

El efecto mariposa... dijo...

jajajajaja
Pues sí, así es...Yo trabajo en un hospital asñi que mejor me callo y no digo mas ná...jejejeje
Saludos.

Sensaciones dijo...

jajajaja
pero qué arte tienes!!!

Un beso, con arte!!!

anna dijo...

JAJAJJAJA, es buenisimo, y la verdad es que a veces te sientes estupida cuando estas en un hospital porque es cierto que a veces nadie te explica nada, te van haciendo cosas y cuidado y no preguntes que encima molestas,

Genial como siempre, un gusto entrar en este blog.!!

Besos

Duncan de Gross dijo...

jajaja, que tio!!, es muy buena anécdota!!

Ale dijo...

Un diálogo que tiene mucho para analizar...!!

Entre tantas cosas a veces uno se olvida de sí mismo. Y por consiguiente de los afectos...Todo a causa del ritmo de la humanidad.

Otro espeto muy real es "NADIE" quiere hacerse cago de "NADA"...

Excelente!
Un beso!!

Noelia dijo...

Bravo por Antonio que no se queda con la duda!!!!


Muy bueno
Saludos
Noe

Alma Mateos Taborda dijo...

jajajaja Excelente. Desatención y burocracia parecen ir de la mano. Genial!! Abrazos.

El Susurrador dijo...

Bueno, muy bueno.

Es así, en muchas ocasiones, es más fácil y efectivo sobrevivir como perro viejo, que reclamando tus propios derechos.