viernes, 13 de marzo de 2009

La Diosa Luna de la soledad

Nada llena este vacío
que has dejado,
me has dejado con la soledad
con mi verdad en la cara
mas triste que nunca
No puede sentirse refugiada
ni aliviada

Voy con mi alma
Mi alma perdida entre entrega
Y despedida, otra despedida y
Otro encuentro bajo la misma
Luna encuentro otra vez
Otra vez, la verdad, mi soledad
mi castigo dentro de mi castillo
no entra la luz ni del sol ni de la luna

De aquí desde mi ventana
solo llegan las lágrimas
que jamás llegan al río
ni al mar
Se quedan en esta maldita

Piano


Soledad

7 comentarios:

El Capitán Escarlata dijo...

Acuerdate de mi,... hasta pronto.

jose maria dijo...

Ojalá pudiera recoger tus lágrimas, cuídate mucho...

PAZ Y AMOR para ti, para todos...

VIVIR dijo...

Las penas hay que soltarlas... al otro día.... no podemos llevar las penas toda la vida a cuestas y hasta el final de nyuestros días.... no nos debemos de enterrar en vida....

¡HAY QUE VIVIR...!!!

Una copita de Jerez... un cante y un cariño... y vamos que nos vamos....

¡a VIVIR...///

Zamora dijo...

rie y saca la legria a empujones y si hace falta dale una torta paar que vea que vivir es bello, rie y haz que el mundo se pregunte ¿por que rie el piano?
namaste

Noelplebeyo dijo...

un abrazo, Raquel... deja las lágrimas para la risa...

ana dijo...

Maldita soledad, y bendita a la vez, que consigue arrancarte un poema tan hermoso.
Pero que es viernes y espero ánimos en este atico para el fin de semana.
Un besoooooo.

Ana dijo...

Raquel...hay que vivir la vida y dejar de llorar. Las lágrimas solo sirven para enturbiar la vida.