lunes, 23 de marzo de 2009

HIMNO A AFRODITA



¡Oh, tú en cien tronos Afrodita reina,
Hija de Zeus, inmortal, dolosa:
No me acongojes con pesar y tedio
Ruégote, Cripria!
Antes acude como en otros días,
Mi voz oyendo y mi encendido ruego;
Por mi dejaste la del padre Jove
Alta morada.
El áureo carro que veloces llevan
Lindos gorriones, sacudiendo el ala,
Al negro suelo, desde el éter puro
Raudo bajaba.
Y tú ¡Oh, dichosa! en tu inmortal semblante
Te sonreías: ¿Para qué me llamas?
¿Cuál es tu anhelo? ¿Qué padeces hora?
-me preguntabas-
¿Arde de nuevo el corazón inquieto?
¿A quién pretendes enredar en suave
Lazo de amores? ¿Quién tu red evita,
Mísera Safo?
Que si te huye, tornará a tus brazos,
Y más propicio ofreceráte dones,
Y cuando esquives el ardiente beso,
Querrá besarte.
Ven, pues, ¡Oh diosa! y mis anhelos cumple,
Liberta el alma de su dura pena;
Cual protectora, en la batalla lidia.
Safo de Lesbos

2 comentarios:

VIVIR dijo...

Precioso post... ¿y la dama?... "pa" recogerla... JAJAJAJAJAJAJAJA

¡Casi na al aparato!!! JAJAJAJAJAJA

رقص שירה любовь dijo...

Vaya ... es hermoso, realmente me gustó, haz leido el beso de safo-caro victrix? de Rebolledo, es un soneto, no tiene mucho que ver con tu texto pero te lo recomiendo :)