miércoles, 25 de marzo de 2009

PATETISMO



No recuerdo cuál película era... pero no es importante. El caso es que ella y yo llegamos y nos sentamos en una sla llena de parejas acarameladas y él...

Estaba sentado cuatro filas atrás de nosotros, estaba bien vestido, demasiado bien vestido para haber salido solo a ver una película y claramente no era el lugar para ir de cacería. Cuando lo miré al pasar -juro que lo miré sin pensar -el hombre reaccionó asustado, como si lo hubiera sorprendido en una situación embarazosa... como si hubiera podido adivinar, por su ropa, que esperaba haber ido con alguien que no quiso ir con él, que tuvo que ir solo porque nadie más le acompañaría, porque no había nadie más, porque había perdido su última esperanza. Después de ese día, nunca más volví a ir solo al cine, aunque quiera ver una película de terror de esas que a mi mujer le aterran. ...por último, si nadie quiere acompañarme, puedo ver un video en mi casa.

3 comentarios:

lys dijo...

Una vez fui al cine sola, había seis personas en la pequeña sala, espero que nadie sintiera lastima de mi, o sí? quien sabe...

Un saludo.

kuoremio07@gmail.com.ar dijo...

Debe ser triste inspirar lastima a los demás que situación mas fea. besos.

wwwarturoruiz dijo...

Hay una diferencia entre los hombres y las mujeres en el cine. Los hombres jamás van al cine a no ser con una mujer o a ver algo así como Stars Wars. El cine fue hecho para las mujeres. Un hombre se comprará la tele más grande que pueda y verá cómodamente un DVD sentado en un sillón, en calzoncillos y bebiendo cerveza..